¿Por qué hay que mover el “culo”?

¿Por qué hay que mover el “culo”?

¿Por qué hay que mover el “culo”?

Ujummm, hay que mover ese “culo” que Dios te ha regalado. Y me refiero a la expresión de moverse, de luchar, de provocar que las cosas pasen. Esa es mi respuesta a la pregunta de este escrito, “¿por qué hay que mover el “culo”?”, pues porque hay que provocar que sucedan las cosas en tu vida. No tan solo en tu vida profesional, sino en tu vida personal y espiritual. Como dicen coloquialmente, “las cosas no caen del cielo, porque la única cosa que cae del cielo es la lluvia”.

¡Señoras y señores! He tenido que trabajar fuerte para poder alcanzar mis metas y cuando digo fuerte, ha sido fuerte. Desde el día uno que decidí ser actor y productor no he parado de poder realizar algún movimiento para que se abran puertas, crear oportunidades y mantenerme haciendo lo que tanto amo y deseo realizar por el resto de mi vida. He tocado puertas que se han abierto, hay otras que no se han abierto, pero es porque no me toca en ese momento o simplemente no es para mí. ¿Satisfacción? ¡Claro! Porque me he movido y trabajado para ello, lo he intentado, intento y seguiré intentado. Hay miles de historias que cuando las lees, sabes que esas personas han movido el “culo” para que las cosas se den y realicen como por ejemplo: Bill Gates, Anthony Robbins y Ophra Winfrey, entre otros. ¿De Puerto Rico? ¡Un montón!

¿Por qué escribo esto? En estos días hablando con una amiga le comentaba que me incomodaba ver personas con mucho potencial, pero que la vagancia y el ocio los arropaban. Tienen grandes sueños, metas, deseos, aspiraciones, pero al parecer están esperando a un hada madrina que se les aparezca en la casa y con una varita mágica les ponga el negocio que desean, les lleven un maletín lleno de dinero, les consigan trabajo, les monten su página web… en fin, que les haga su sueño realidad, pero sin moverse, sin provocar que las cosas pasen. Ahí está la clave, ¡somos energía! ¡carajo, lo sabes! Sabes qué si atraes y luchas por algo lo vas a obtener, entonces, ¿qué te detiene? Párate un momento e identifica lo que te está deteniendo, trabaja con eso que te detiene y empieza a mover las “nalgotas” y a provocar que las cosas sucedan.

Ahora bien, no te digo que será fácil, que no tendrás obstáculos, que resolverás todo en un par de días, ¡no! Pero si te mueves hoy, si comienzas con la lista de tareas que tienes que hacer para poder ir avanzando a la meta, te aseguro que en algún momento lo conseguirás. ¿No tienes dinero? Eso no es excusa, lee, busca e investiga todas las opciones que hay para poder emprender sin tener que invertir en un principio. ¿Puedes hacer ajustes económicos desde ahora y poder hacer un “chenchito” para poder invertir en tu negocio, proyecto de vida, etc?; lo que te propongas. ¡Hazlo, muévete!

¡Muñec@s! La vida es muy corta como para dejar que el tiempo pase sin hacer nada. Que no te vayas de este plano sin haber luchado por tus sueños. No te vayas de este mundo sin haber aportado tu granito de arena, sin haber movida el “culo” para provocar que te sucedan cosas maravillosas. No temas, un día leí que hay más cosas buenas pasando, pero como las malas son las que hacen más ruido, pues no han hecho creer que esas son las únicas que pasan en el mundo; ¿sabes qué? ¡NO! Pasan a diario cosas maravillosas, cosas grandes para todos. Anda, ¡muévete, inspira y provoca! Ya me contarás tu historia de éxito.

¿Coincides conmigo? ¡Cuéntame que estas emprendiendo o qué deseas emprender! Somos un equipo en este mundo. Comparte este escrito con todos aquellos que crees que necesiten un empujoncito o esa patadita para que se muevan. Como siempre agradecido de que me leas.

Chao,

Emma

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter

Stay Connected

Instagram Feed

Load More
Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.
×