Las 4 lecciones del 2016

Las 4 lecciones del 2016

Durante el año, casi siempre lo que es el mes de enero, mayo, julio y diciembre hago análisis de cómo voy en el año, cuáles era o son mis metas, qué ha pasado, que debo mejorar, reestructurar, entre otras introspecciones. El 2016 me dejó grandes enseñanzas y aquí se las comparto, porque creo que vamos a poder coincidir por lo menos en una y hasta tal vez la vas a poder “adoptar”.

 

  1. Arriesgarme: ¡Sí, a lánzame de pecho! ¿Ustedes saben cuántas películas nosotros nos podemos hacer en nuestra cabecita, solo por sentirnos con una falsa seguridad? Sí, falsa. Yo renuncié a dos trabajos, se venció uno de los contratos que tuve y honestamente la incertidumbre me arropó, eso sí, les aseguro que me duro solo minutos, porque cuando analicé todo el escenario lo que hice y lo que pasó en ese momento, era exactamente lo que tenía que pasar para yo poder dedicarme de lleno a mi compañía, a mi carrera como productor y como actor y poder emprender nuevos proyectos. Ahí fue cuando me metí de lleno a la pre-producción de mi primera producción independiente “Casi B.F.F.”, fue todo un éxito, así como la soñé o mejor aún. Me he tenido que re-inventar, que he visto posibilidades donde en otro momento no las veía, donde he tenido que dar la milla extra sí o sí, pero la satisfacción de poder trabajar para mí, para mi futuro y por lo que amo, no tiene precio. Cada una de las oportunidades en lo personal y profesional han sido maravillosas y he aprendido, pero necesitaba que me despojaran y despojarme de ciertas cosas para poder enfocarme en lo mío. Cuántas veces no pensamos que debemos emprender un proyecto, que pensamos cómo lo vamos hacer, que lo vemos, pero que nos quedamos en el mismo lugar… como diría una amiga: “mirando pa’ lejos”. Haz los movimientos que tengas que hacer, pero hazlo, muévete… emprende ese proyecto profesional o de vida que tanto deseas. Edúcate en el área, arriesga por ti, no por el vecino o la vecina, hazlo por ti y verás como el universo es tan perfecto, que aunque vayas a tener miles de tropiezos, saldrás victorios@.

 

  1. No se “ganan” todas las batallas: Muchas veces hemos escuchado “la única batalla que se pierde es la que se abandona”, o, “sé selectivo en tus batallas, a veces tener paz es mejor que tener la razón”, pues así mismo es… lo he aprendido, con mucha incomodidad, pero tremenda realidad. Hay batallas que decidí perder este año, decidí literalmente abandonarlas. Hay veces que cuando analizas te das cuenta que en tu barco tienes personas que están sin ganas ni motivos para remar, esperan que remes, cuando paras de remar hacen el intento de remar, y una vez ven que uno recupera, vuelven y dejan de realizar lo suyo; es en ese momento donde me lancé al mar en busca de una nueva barca. Una barca sólida, donde pueda remar para mí y no para otros. Que es sencillo dicen, pues no, no es tan sencillo como se puede decir o escribir, se necesita valentía y coraje, porque tu mente corre tan rápido que piensas que habrá una manada de tiburones listos para comerte; piensas que el arcoíris no pintará nuevamente tus mañanas y que no eres capaz de nadar ni remar solo… todo estaba en mi mente. No nos aferremos a terrenos infértiles, no nos aferremos a lo que no nos aporta, vamos a detenernos por un segundo, nos despojamos y empezamos un nuevo caminar lleno de esperanzas, sueños, de nuevos retos y de nuevas ilusiones; vamos a construir un camino donde seamos dueñ@s y señores del mismo. ¡Se puede!

 

  1. Nada está escrito en piedra: Oh yes! Cuando pensé que todo estaba perdido, ahí veía nuevas oportunidades. Sí, cuando todo pareció por un momento jugar en mi contra, cuando pensé por un momento enganchar los guantes, mire, ahí venían palabras de aliento, venían abrazos llenos de fuerza y perseverancia, llegaban bendiciones en abundancia y yo solo dejaba que la vida fluyera. Abría mis oídos, aceptaba los abrazos y recibía las bendiciones. El proceso para poder sacar mi licencia como productor fue duro, difícil… complicado. Sentía que la vida me jugaba una mala “jugada”; sentía que el gobierno la tenía en mi contra, no entendía por qué lo complicado. Acepté que el gobierno (el sistema), tenía sus deficiencias, que la vida no era perfecta y que me tocaba vivir esto. Tenía que perseverar, tenía que aguantar, esta batalla no la podía abandonar, porque en ella estaba mi futuro, nuevas experiencias, mi carrera profesional y mi proyecto de vida. Lo que parecía una “realidad” disfrazada de obstáculos, era simplemente eso, piedras en el camino que tenía que mover, bueno vamos, sí lo admito, no eran piedras, eran peñones, montañas de piedras, pero gracias a todos los que aportaron de una manera u otra en el proceso pudimos pasarlo y aquí estamos vivos, y con una compañía corriendo nuevos proyectos para este nuevo año. ¡No te rindas, no todo es como parece… hay que luchar por lo que se ama y es real!

 

  1. Conocerme: Ha sido el proceso más hermoso y más duro que he vivido. Sentarme solo en una sala y pensar “¿quién eres realmente?, ¿qué te apasiona?, ¿por qué no realizas tal cosa?; ¿qué realmente no te gusta?, ¿cuáles son tus fortalezas y tus debilidades?… etc, etc, etc” En un momento dado pudiese pensar que estaba perdiendo el tiempo y que qué era eso de sentarme, escribir, descubrir y despertar ciertos sentidos o inquietudes que he tenido, peeeero, para NADA. Me gusta quién realmente soy, tengo más claro mi norte, estoy consiente… estoy viviendo. Fueron unos meses de mucho “vaivén” emocional, reconocer tus debilidades y ver todo lo que tenía que trabajar con “mismo” no fue tarea fácil, pero les puedo decir que hoy soy más feliz, que me gusta esta nueva versión de Emmanuel y que por nada cambiaría lo vivido. El proceso fue casi igual que un plan de negocio, yo soy mi propio producto y necesitaba conocerlo para seguir creciendo en este mar de oportunidades que se me presenta a diario. Inténtalo y verás cómo te enamoras más de ti.

 

Bye,

 

Emma

 

You may also Like

A un mes de María

A un mes de María

October 21, 2017

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter

Stay Connected

Instagram Feed

Load More
Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.
×