¡No ores por mi por ser gay!

¡No ores por mi por ser gay!

 

Ha sido bien curioso cuando alguien en algún momento de la vida se me ha acercado y me dicen: “sigo orando por ti y pidiéndole a Dios que te saque de ese mundo”, ¿ummm, en serio? Por mi ser corren varias emociones y de seguro la cara se me desfigura y tal vez ellos / ellas piensan que es que en ese momento su dios está haciendo “su trabajo” en mí. ¡No señoras y señores! Les confieso que Dios no está haciendo ese “trabajo” en mí. No es que soy mal agradecido, y se los digo de corazón, es que esa energía y esa oración creo que lo pueden invertir en otras cosas, porque yo, para muchos de ustedes: “soy un caso perdido”. Y analizando cada vez que he escuchado la línea: “oro por ti para que no seas gay” o una parecida, es que surge este escrito. Como soy así, un pan de dios, pues te presento 5 opciones por las cuáles, por este ser de luz puedes orar, OJO, te lo digo de corazón a corazón.

 

  1. Salud: honestamente detesto cuando me da un catarro, un dolor de cabeza, me coge la influenza o cualquiera de esas vainas que hay por el ambiente. Aunque eso verdaderamente puede ser que pase en unos días o unas semanas, hay enfermedades para toda una vida y hasta que llevan a la muerte. Un cáncer, por ejemplo. ¿Sabemos la alta cantidad de personas que actualmente tienen cáncer? ¿Sabemos cuántos mueren a diario? Tal vez no, tal vez solo hay que buscar en google y lo sabemos, pero, lo que sí es que me gustaría es que no me tocara ni toque a alguien más. Sabemos el duro proceso que se espera a cada paciente que lo diagnostican con algún cáncer y honestamente no quiero entrar en esa estadística. Así mismo hay otras enfermedades, y hoy escribiendo este me encuentro sano y quisiera permaneces así el resto de mi vida. Ora por mí y pide a Dios que me dé salud a mí, a los míos, a los tuyos, a los del vecino y hasta al que no conoces ni conocerás jamás.

 

  1. Protección: vivo en Puerto Rico, la isla del encanto, viajo, camino, guío… personas a diario chocan sus vehículos, son víctimas de robo, de secuestro, de estafas. Sí, a la gente le pasan estas cosas o, ¿no has visto las noticias ayer y hoy? Centra tus energías en que nos cubra a cada uno de nosotros un ángel, que cambie la mentalidad de estos seres humanos enfermos y no nos pase nada malo. ¿A quién no le encantaría poder tener unas noticias solo de cosas positivas y lo bien que les va a las personas? Creo que, a todos o su mayoría, siempre hay uno que otro pesimista por ahí que cree que no será posible, pero yo creo que sí. En fin, ora porque Dios proteja a cada ser humano.

 

 

  1. Sabiduría: puedes ponerte creativo/a para que Dios nos de la sabiduría de poder discernir correctamente, que podamos resolver nuestros problemas asertivamente, que cada obstáculo que se nos presente en el camino lo podamos superar y crecer en él. Que cada ser humano pueda votar por sus líderes desde la conciencia, que escojan a sus parejas amorosas para tener relaciones saludables, que eduque desde el amor. Que cada líder político pueda escoger mejor sus decisiones.

 

  1. Trabajo: sí, por lo menos a mí me encanta trabajar, sentirme productivo, crear. Que nunca me falte el trabajo para poder generar pagar (como todos) mis cuentas pendientes, poder comerme mi mofonguito y mis frutitas (ya sabes por aquello de mantener el balance), ofrecerle un futuro de calidad a mi (s) hijo (s), sí, porque quiero ser papá, bueno, no es que quiera, es que seré papá, declarado está jajaja. Que el trabajo siempre esté para mí, porque yo estaré para el trabajo. Ora porque cada persona que sale a la calle encuentre una oportunidad de empleo y pueda llevar el pan a su mesa.

 

 

  1. Amor: el amor… que nunca me falte el AMOR. El amor de Cristo, el amor de mis amigos, familiares, de mi perrita Paloma… que yo pueda ofrecer ese amor, que todos estemos repletos de amor. ¿Cuándo el exceso de amor ha sido malo? Bueno, el amor, amor de verdad, el transparente, puro y saludable, no nos vengamos a confundir con obsesión y otras cosas. Acaso cuando miras a tu mascota, algún bebé en la calle, al mismo Dios no ves todo el amor que te dan, no importa la hora, el lugar ni las circunstancias… hay amor pa’ rato, largo y bonito. Ese amor que mueve montaña, que establece límites y que hace que salga a diario a la calle con una sonrisota de oreja a oreja (no puedo negar que se me venga a la mente la canción de Pedro el escamoso, pero bueno, eso es otro tema). Como dice en la biblia: “el amor todo lo puede…” ¡Que nunca, nunca, nunca nos falte el amor!

 

¿Te agradaron estas cinco opciones que te presento? Te las escribo, porque por más que dobles rodilla, honestamente, mi homosexualidad no cambiará. Tú que puedes ser heterosexual, bisexual, asexual… ¿pudieses cambiarlo? ¿y si el mundo fuese al revés? Piénsalo por un instante, si Dios es amor, ¿por qué condenaría el amor? Aunque el tema puede ser más profundo que este escrito y para no entrar en debate, deja a un lado mi orientación sexual y mírame “desnudo”, un ser humano más en este mundo, y ora por mí por lo que está escrito en esta publicación. No juzgues mi manera de amar, mírame con empatía, porque soy un compañero tuyo en este mundo que Dios nos ha regalado para convivir. Mírame como el hombre que soy, sin etiquetas, sin prejuicios, y ¡claro que sí, ora por mí!

 

Con amor,

 

Emma

Comments Off

You may also Like

Stay Connected

Instagram Feed

×