¡Mamá, soy gay!

¡Mamá, soy gay!

Les confieso que decirles a mis padres que era homosexual me comía por las noches. No podía dejar de pensar en las posibles reacciones que podían tener, sobre todo mi héroe, mami. Sentía un dolor profundo en mi alma, porque sabía que el informarle sobre mi orientación sexual, pues le haría sacar muchas lágrimas, le causaría dolor y no había “marcha atrás”. Así fue como una noche de rebeldía de mis adorados 18 años le tuve que confesar que era homosexual, el llanto no cesaba en toda la noche y sorprendentemente esa noche (lo digo porque soy un llorón) no me salió ni una lágrima. Estaba seguro… era necesario informar a mi madre.

Aunque es contradictorio, pero, en muchas ocasiones digo: “no pasa nada”. Y con esto me refiero que se en momentos de tormenta, en muchas ocasiones lo único que hay que hacer es respirar y confiar. Eso era lo que decía a mi madre: “mami, no pasa nada”. Aunque sabía que contaría con ella todo el tiempo y que eso no afectaría de manera negativa mi relación con ella, sino que la unía aún más por la confianza y la complicidad. Es por ello que un día decidí escribirle lo siguiente:

“Mami, soy gay, pero sigo siendo tu hijo. Ese gordito que te decía que nunca te abandonaría, ese que soñaba con ser actor y se sentaba con la abuela a ver las telenovelas. Soy ese mismo que llegaba de la escuela a beber su botella de café y sobarse el “huevito”. Ese que te decía a media noche que tenía un proyecto para el otro día o que te informaba que serías la presidenta de algún comité. No cambia nada. No quisiera que me juzgaras o me amaras menos por amar y desear a un hombre. No dejes de admirarme por amar a alguien de mí mismo sexo, por favor.

Muchas veces no sé cómo explicarte que soy gay, simplemente es que me atraen los nenes, es que siento eso que llaman en la escuela “maripositas” en el estómago cuando un nene que me gusta se me acerca. Algunas veces he escuchado que Dios me juzgará, pero estoy 100% seguro que no, porque no estoy haciendo nada malo, simplemente amo, respeto y le seré leal a un hombre, a ese que robe mi corazón y sea digno de estar a mi lado. No sé si sea eso que le llaman el “príncipe azul”, pero a estas alturas que sea de cualquier color, pero que sea un verdadero príncipe.

Mami, si quiero llenarte de nietos, no por ti, sino porque deseo ser padre. Tal vez no es de la forma en que esperabas, pero serán tan nietos tuyos, como serán mis hijos. Confía en mí, prometo poner todo en práctica cuando llegue ese amor a mi vida. Prometo seguir tus enseñanzas de respeto, amor, lealtad, escuchar con ese príncipe que algún día llegue a mi puerta. Btw, le llamo príncipe, porque yo también soy un príncipe jeje.

Ma, las cosas no cambian, créeme. Te amo, tu gordito de siempre, Emma.”

Una noche de nostalgia en Miami, llegué a escribir esta carta, luego cuando llegué a Puerto Rico informé lo que ya todos saben. Desde ahí me liberé de una gran carga que sentía en mis hombros y era que no le era 100% sincero a mis padres y mis seres queridos. Amor es amor y el mismo no debe ser juzgado.

A ti que sientes que debes informar a tus padres sobre tu orientación sexual, confía, todo estará bien. Si es necesario buscar ayuda para todos, hazlo, no tengas miedo. En la sociedad donde estamos viviendo hoy en día y en la que nos han criado, es como si fuese “necesario” informar sobre tu orientación sexual a tus padres, a mi ellos nunca ni ningún otro heterosexual se ha sentado conmigo a informarme que es heterosexual (valga la redundancia), pero mientras se van rompiendo los estereotipo y todas esas vainas, informa a tus padres de una forma natural, porque lo es, sobre tu orientación sexual. Coge el miedo por las pelotas, enfréntalo y vive tu homosexualidad en plena libertad.

Con mucho amor,

Emma

You may also Like

Cuando decidí ser actor

Cuando decidí ser actor

October 29, 2016

2 Comments

  1. Javy

    12th May 2017 - 12:16 pm

    Espectacular! Entiendo que muchos homosexuales pasamos la misma situación!

    • Emmanuel Irizarry

      2nd Jun 2017 - 3:13 am

      ¡Saludos Javy!

      Entiendo lo mismo, por eso es que decidí poder empezar escribir sobre experiencias vividas y que me comparten a través de las redes sociales. En algunas ocasiones podemos ayudar a alguien a través de estos escritos. ¡Muchas Gracias por escribirme! Y btw, disculpa la tardanza. jeje ¡Un abrazote!

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter

Stay Connected

Instagram Feed

Load More
Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.
×