Tres cosas que NO debes hacer luego de una separación amorosa

Tres cosas que NO debes hacer luego de una separación amorosa

Si es que estas pasando por una separación, aunque no lo creas eres una persona VALIENTE, ujum, así como lo lees ahora. No importa cómo te sientas en estos precisos momentos, eres un/una persona valiente. No te escribe esto pasándote la manita por el hombro, sino dándote una gran palmada y un abrazo fuerte. Sé por lo que puedes estar pasando, sé cómo te puedes sentir, y créeme que lo vas a pasar. Este escrito me nace del corazón, como todos los otros y es de las enseñanzas más “fresquita” que tengo de la vida, y lo bueno o lo que me ha funcionado lo paso pa’ lante.

En esta ocasión te quiero escribir de cosas que no deberías hacer durante el proceso de separación. Esto te lo escribo para que no hagas el proceso más doloroso y cargado de lo que ya es por sí.

En estos días estuve escuchando en una conferencia buenísima de Walter Riso.

1. No escuches canciones corta venas: ¿por qué escuchar canciones  que te recuerdan a tu ex o momentos dolorosos de tu pasada relación? ¡No, no, no! Les cuento, que en mi separación estuve escuchando canciones de Kany García, Tommy Torres, Pedro Capó, entre otros artistas maravillosos, mañana, tarde y noche, y me percaté que esto me bajaba el ánimo, porque no podía sacar a mi ex de mi cabeza. Lloraba en la ducha, en la cama, de camino a reuniones, bueno era “Magdalena” en hombre. Como sabes la música tiene la magia de llevarte de una emoción a otra en menos ná’ y en estos procesos dolorosos no es la excepción. Sabiendo esto, y una persona como yo que le encanta levantarse, cocinar, comer, bañarse, bueno hacerlo todo con música, pues es complicado si me latigaba con ese tipo de música que de seguro en un futuro las cantaré a esgalillao’ y que no me provoquen la emoción que me hacía sentir hace unos meses. A ti que me lees, y que pasas por algún momento similar, no escuches canciones que te hagan sentir aún peor de lo que ya te sientes, no te metas el dedo en la llaga.

P.D. no tengo nada en contra de esos artistas antes mencionados, pero en estos momentos por mi bien, les tengo un boicot. jejee

2. No te alejes de familiares / amistades: por alguna extraña razón quieres que la gente no sepa de ti, te escondes por días en tu cuarto, si entras a tus redes sociales es en anonimato (nadie se da cuenta ni que estas conectado); no visitas a la familia, no atiendes llamadas, no contestas mensajes de texto, etc. Pues te cuento, que, debes hacer un gran esfuerzo en levantar las nalgotas que Dios te dio e ir a lugares para distraerte, compartir con los seres que te aman de verdad y que te quieren bien. Ellos se preocupan por ti, ellos quieren abrazarte, secarte las lágrimas, distraerte y sacarte de tu cueva. Te puedo entender, ¡claro! Yo no quería levantarme de la cama, si fuera por mi me hubiese pegado a la cama, quemado el celular (bueno, ni tanto, pero ustedes me siguen, ¿no? jaja), entre otras cosas por no tener que levantarme de la cama, tener que prepararme y salir. Es válido y me di el permiso de hacerlo de vez en cuando, pero no lo volví en mi norma. Estaba muy claro que si hacía eso retrocedería y eso no era. Así que a levantar ese cuerpazo, a vestirlo bello y guapo y salir a la calle a crear nuevos momentos que quedarán guardados en tu memoria para siempre.

3. No te abandones a ti mismo: y para mi una de las cosas más importantes, no te abandones a ti mismo, por nada ni nadie. No hay situación, momento, persona o “warebel” lo que sea que te olvides de ti mismo. ¡No, no y no! “No te vas a morir, nadie se ha muerto de amor” era una de las frases que tanto recordaba entre días y noches de llanto y desconsolación, ¿y saben qué? así mismo es, mira como les escribo ahora todos los jueves un escrito en mi página, uno como este que lo que busco es que creemos conciencia y que compartamos vivencias para seguir creciendo juntos. No es lo mismo a que te des el permiso de una noche o dos de tirarte a la cama a comer helado, llorar y llorar hasta quedarte dormido, ¡no! Te das el permiso, pero así mismo sacas las fuerzas para poder seguir con la vida. No te tires a “morir” a una cama y que no puedas sacarle partido a esta separación, aprovecha la oportunidad para conocerte, ver como corren los sentimientos por tu cuerpo y cómo vas a salir de esta, créeme que luego de esta separación amorosa vas a ser una persona mucho más grande, hermoso/a y cambiarás para bien y si lo aprovechas. Yo siempre dije que era el momento más duro de mi vida (hasta el momento), pero el más bello a la vez.

¿A qué voy con todo esto? Es que no te autoengañes, puedas identificar cositas que no te hacen bien y puedas echar pa’ lante, pero sobre todo que puedas adelantar lo más que puedas de este proceso y que sea un sufrimiento útil, no inútil. ¡Vamos! Saca un tiempo y ve identificando qué cosas estas haciendo y/o te rodean que te están haciendo sentir mal y ve eliminándolas de raíz, sin anestesia, sin pensarlo mucho, pa’ fuera. No temas en pedir ayuda a tus cercanos, no tengas miedo de buscar ayuda profesional. Lee, ve videos, busca opciones para poder crecer en este proceso,

Como siempre, con mucho amor de mi corazón pa’ ti.

Emma.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter

Stay Connected

Instagram Feed

Load More
Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.
×